Smartick: mi opinión tras usarlo 3 meses

Smartick es un método de enseñanza online de matemáticas para niños entre 4 y 14 años. Su interfaz cuenta con un sistema de inteligencia artificial que identifica el nivel de conocimientos del usuario y adapta los ejercicios a sus capacidades de aprendizaje.

Fue lanzado en el año 2011 y desde ese momento ha conseguido más de medio millón de usuarios. La estrategia para seducir a los más pequeños para aprender matemáticas es un enfoque lúdico y ofrece recompensas por los logros obtenidos.

De esta manera, con la continua resolución de problemas matemáticos la app nos premia con ticks o estrellas canjeables para mejorar los atributos de nuestro avatar.

Refuerzo de la autoestima

Una gran cualidad de Smartick, además de los premios antes mencionados, es que ofrece la posibilidad de solucionar los errores en los ejercicios al final de la sesión y ganarte estrellas extra. De esta forma si te confundes la primera vez no pasa nada, pues puedes corregirlo.

Con este método de prueba, los errores no son un problema. Esto permite que puedan resolver sin miedo a fallar, pues los motiva a deducir y mejorar sus habilidades. Además como no se ven obligados a seguir un ritmo establecido y competir con los demás, los niños pueden incorporar retos a medida que su aprendizaje avanza y así se sienten capaces y entienden que pueden conquistar lo que se propongan. Esto representa un gran impulso a su autoestima.

Premios al esfuerzo

Después de cada sesión de 15 minutos de ejercicios matemáticos, Smartick permite que los niños disfruten de juegos de lógica y cálculos mentales en los cuales se obtienen estrellas por rendimiento. 

Además tienen la posibilidad de estar en contacto de forma anónima con otros niños via online y hacer grupos en los cuales compiten a ver quien logra el mejor rendimiento. La competición puede ser un agente motivador muy importante.

También, conforme se van superando áreas, se emiten diplomas que distinguen haber superado con éxito las pruebas establecidas.

Seguimiento de los progresos

Al finalizar cada sesión de ejercicios, Smartick envía un email a la casilla que hayas establecido indicando como le ha ido al niño ese día. El informe cuenta en principio con una calificación general que puede ser Excelente, Sobresaliente, Buena, Satisfactoria, Poco satisfactoria, etc.

Luego pasa a un informe detallado sobre los ejercicios realizados, los aciertos, los errores y la velocidad de resolución de cada uno y porcentaje de efectividad.

Mi opinión tras tres meses de prueba

La experiencia probada con niños de varias edades ha sido realmente positiva. Si bien al principio resulta un desafío que se sienten a aprender matemáticas incluso mediante una app, una vez que se sumergen en ella y la van conociendo, les resulta una actividad llevadera. 

La posibilidad de recibir recompensas, así como competir en retos con otros usuarios ha resultado en una motivación extra. El aprendizaje sin presiones ha permitido que los niños se sientan mucho más seguros en las clases de matemáticas en la escuela.

Las sesiones de 15 minutos, si bien pueden parecer algo muy breve, y es lo que creí al principio, resultan muy positivas para que los niños no pierdan la concentración y la motivación y puedan, incluso en los días más atareados, destinar un breve tiempo diario al uso de la app y el aprendizaje de las matemáticas.

El único punto en contra, si así lo podemos llamar, es su precio de 30 € mensuales. Aunque es un poco elevado, hay que reconocer que para que este método revolucionario sea tan efectivo, se necesitó mucha investigación previa, horas de pruebas y mejoras.

El secreto de la popularidad y efectividad de Smartick

Lo que atrae de esta app es la manera lúdica y pedagógica mediante la cual logra que los niños se sientan interesados por las matemáticas y esto no es nada fácil. La clave para lograr un producto tan efectivo es el equipo detrás de su desarrollo: ingenieros, matemáticos, pedagogos, psicólogos y educadores. Éstos han aportado su experiencia y conocimiento para desarrollar un programa de enseñanza que incluso ha llamado la atención de Harvard y del INSEAD, una de las escuelas de negocios más prestigiosas de Europa.

Actualmente, España es el país con más usuarios de Smartick con más de 385.000 niños aprendiendo matemáticas mediante este método mientras su versión en inglés comienza a conquistar nuevos mercados.